Columna

ALMO y sus datos l Minimizar, es aceptar

EL PRESIDENTE de la República, Andrés Manuel López Obrador siempre tiene otros datos, lo que le cuadran y le acomodan.

El domingo durante la movilización y concentración en el Zócalo de la Ciudad de México se quedó con los datos que emitió la CDMX, con 80 mil participantes.

En la generosidad presidencial les concedió 20 mil ciudadanos más, para cerrar en los 100 mil.

Significa por lo tanto que observó entre el cinco y 10 por ciento de la realidad, lo que en el fondo se llama minimizar la voluntad manifiesta del pueblo de México, no la del presidente.

Tan fue así que sólo reconoció movilización en ciudades gobernadas por el Partido Acción Nacional, cuando la segunda concentración con más asistencia fue en la Macroplaza de Monterrey, que lució llena y seguramente ahí sí estaban 100 mil ciudadanos si no es que más, y gobernada por Movimiento Ciudadano.

Lo mismo sucedió en Jalisco, donde decenas de miles se concentraron, sobre todo en la zona conurbada de Guadalajara en donde gobierna MC.

También hubo protestas ciudadanas en la perredista Michoacán, y en el Verde San Luis Potosí.

Desde luego en Veracruz, Tamaulipas, Sonora y Sinaloa, Guerrero, gobernadas por Morena, por ejemplo.

Dicho de otra manera, el presidente intentó minimizar la participación ciudadana, pero también buscó “culpar” a los “conservadores” del PAN.

La realidad demuestra que millones de mexicanos, estuvieron en las calles luchando por la democracia de este país, la que, por cierto, vista desde el vecino país del norte, está más que en riesgo con el Plan B de la CuartaT.

POR CONSIGNA o convicción, el Consejo Consultivo del Transporte Pública, sigue socializando la idea de que las fotomultas deben de retornar a la capital.

Por lo menos el titular del Consejo Joan Sarroca Rey ya tiene rato pegando al cencerro con ese tema, bajo el argumento de que cuando se implementaron, en el gobierno de Duarte disminuyeron los accidentes vehiculares.

El problema de inicio, es que no hay evidencia científica de que así haya sido porque la base estadística, son tan interpretables como manipulables.

Tan vez, había más agentes de Vialidad en las calles; esa es una razón simple, pero comprobable bajo cualquier rigor (científico).

El segundo enorme problema, es que los automovilistas rechazan las fotomultas, bajo la percepción de que son instrumentos para recaudar dinero, eso también es medible.

Y aguas, traer esos impopulares temas a una semana del informe de la gobernadora, no es lo más recomendable, menos cuando Maru se decantó en contra de las famosas fotomultas.

EN ESTOS tiempos de apocalipsis partidista, cuando cambiar de color o playera es más fácil que cambiar de equipo en el fútbol, todo puede suceder.

Ayer se dio por hecho que el líder sindical, Francisco Salcido, regresa al PRI, el instituto político que lo vio nacer, crecer, claro desde la poderosa y casi eterna CTM.

Pancho, se distanció y abandonó la CTM, en los momentos que no le fueron favorables, casi de facto renunció al PRI y empezó a coquetear con el sindicalismo moreno.

Integró en Chihuahua una sección de sindicatos independientes y durante la pasada elección por la gubernatura, se unió él y los suyos (sindicatos) a la campaña de la panista Maru Campos Galván.

Seguramente como pago buscaba una posición en la Dirección del Transporte en el nuevo gobierno estatal, en donde nada logró y ahora sí a regresar al amado PRI.

Ni hablar tiempos; son los tiempos finales de los políticos, el power ciudadano, me parece que está presente, el domingo así se vio.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba