Columna

La reestructura en Fiscalía / Ceresos para Loya

EL ENCARGADO hasta ahora del despacho de la Fiscalía General del Estado, César Jáuregui Moreno, tiene en mente una reestructuración total en la institución, claro, una vez que su nombramiento sea confirmado por el Congreso del Estado, lo que en breve sucederá.

Por lo pronto, ya realizó varias reuniones con algunos mandos y personal administrativo, para conocer el estado qué guarda la Fiscalía y sus áreas principales.

La reestructuración implicaría, desde luego, las cuatro fiscalías de zona, la de Derechos Humanos y la de la Mujer.

Pero, adicionalmente se dice que los cambios alcanzarán a la Agencia Estatal de Investigaciones y la administración de los Ceresos.

Por lo pronto, ya está en Oficialía de Partes del Congreso local las reformas a la ley secundaria en donde se solicitará; seguramente así se aprobará, que los ceresos estatales pasen a responsabilidad de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública.

Significaría que la Fiscalía General descarga trabajo, pero se le incrementa a la Secretaría Estatal a cargo de Gilberto Loya Chávez y a la vez se empodera. Unas por otras.

Hay que esperar para conocer, si viene una restructuración integral o sólo algunos nombramientos, incluyendo el regreso de algunos fiscales.

Decíamos que el tema de la inseguridad, sigue siendo el gran inciso pendiente del Gobierno estatal en lo general y de la Fiscalía General en lo particular.

Pero además, hay que enlistar el caso del mega fraude de Aras Group, el asesinato de los sacerdotes jesuitas, la fuga y privilegios del Cereso número tres y las a carpetas de investigación en contra del exgobernador Javier Corral Jurado, más lo que se acumule.

Las cosas no se ven fácil, para el nuevo fiscal del estado, pese a ser el área que más recursos recibe, luego de la Secretaría de Educación y Deporte.

LA GOBERNADORA María Eugenia Campos Galván, utilizó la baraja de tres cartas, esas de mayor recurrencia en los funcionarios, desde luego en los altos vuelos.

Lo hizo Corral con Duarte; Duarte Con Reyes y así le seguimos; de hecho, lo hace todos los días por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se trata de buscar justificaciones, cuando las cosas no marchan bien; cuando las circunstancias lo ameritan y desde luego cuando se presentan graves errores lo que hay que barrer hacía abajo.

La carta uno dice: Hay que echarle la culpa al pasado; éste generalmente no responde, ya no tiene poder y si lo hace, no tendrá potencia en la voz, tampoco eco; el presente ya se le agotó, evidentemente.

El documento dos indica; que ante la negativa de las circunstancias (malos resultados) hay que mover las piezas, aunque sólo se le de vuelta, como a las fichas de dominó.

Así le hizo Maru, les dio vuelta a las fichas; se envía el mensaje por lo tanto, de que los responsables fueron los funcionarios y no la titular, para el caso.

Muy rápido para tantas modificaciones; de hecho no esperó que llegar a el informe de gobierno (en unas semanas), el oficial.

La tercera carta proclama, primero que ya no hay más cartas; la última por lo tanto, invita a ir preparando maletas. La gobernadora en un año, cuatro meses y una semana, ya agotó dos.

EN LAS últimas semanas el senador independiente y militante del PAN, Gustavo Madero Muñoz, anda en extremo preocupado por lo qué se hace desde el gobierno estatal.

Crítica y adjetiviza a la gobernadora Campos, por declarar que la salida de Javier Corral, “sería un menos en el padrón del PAN”; Madero considera al exgobernador como un excelente activo de Acción Nacional, cuando Corral sólo ha denostado al partido, que le dio hasta la gubernatura.

En fin; ahora el preocupado senador por la gobernadora, no así por los chihuahuenses, no le gustó la designación de César Jáuregui como fiscal.

Se respetan gustos y géneros, pero en el fondo, se conoce que en nuevo fiscal está enterado de todos los negocios que realizó el senador en el gobierno de Corral.

Las cantidades que se intercambiaron son de varias decenas de millones de pesos, en donde se aplicó la operación azadón. El senador y el fiscal saben perfectamente de lo que se trata. Luego habrá tiempo para el tema.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba