Portada » Será El Chueco? / Nunca pudieron con él

Será El Chueco? / Nunca pudieron con él

by Redaccion

TIENE razón la gobernadora del Estado, María Eugenia Campos Galván, cuando admite que faltó tiempo para capturar al José Noriel Patillo, alías El Chueco. A lo mejor tiempo hubo, no así voluntad.

Pero también, le faltó tiempo a las fuerzas federales y al resto, si se toma en cuenta que pasaron nueve meses después de asesinato de los sacerdotes jesuitas, el guía de turistas y de un deportista, no lograron localizar a El Chueco.

Cientos de militares y policías de todas las corporaciones, persiguiendo a El Chueco y nada; es más, su cuerpo sin vida, fue localizado por policías estatales del vecino estado de Sinaloa.

Significa por lo tanto que ni siquiera muerto, fue encontrado el famoso Chueco, parece increíble, pero así sucedió.

Surge y con mucha razón la duda manifiesta o el sospechosismo, del por qué no fue capturado y/o en su caso, no fue abatido por las fuerzas policiacos o militares.

Por otra tiene razón el clero, concretamente el presbítero de la diócesis de la Tarahumara, cuando señala que la muerte de El Chueco no representa justicia o es fruto de ella, “pues sólo confirma la violencia que estamos viviendo”. Un Chueco nunca puede ser superior a la fuerza del Estado.

En síntesis, El Chueco no fue detenido; no hubo justicia por parte del Estado que debería ser el garante. Los crímenes que cometió José Noriel, que no fueron pocas, continuarán impunes a In sæcula sæculorum.

Obviamente, El Checo no actuó sólo, recibía órdenes de su grupo delictivo y aparentemente con protección oficial; no se olvida que el exgobernador Corral Jurado, anunció que lo tenía, pero inexplicablemente (o tal vez sí), lo dejó ir.

Cuántos asesinatos pudo haber evitado el exgobernante, no lo sabemos; en su conciencia quedarán si es que la tiene; en la de El Chueco  ya no, por lo menos en la terrenal.

El Chueco recibió un tiro en la cabeza; en que se dijo acabó con su vida allá en la sierra de Choix, entre sierra de Sinaloa, eso se  dijo en Chihuahua. La Fiscalía de Sinaloa se informó que recibió 18 impactos de AK47, el llamado Cuerno de Chivo.

La única fotografía exhibida de manera oficial, no muestra ni un solo orificio de impacto de bala y ni un rastro de sangre, en el momento de su levantamiento.

18 impactos con un arma de ese calibre y en una distancia demasiada corta, como se demuestra con 16 cartuchos percutidos localizados a unos metros de su cuerpo, sólo encontraría una irreconocible coladera, El cuerpo de El Chueco se aprecia enterito, sin una razón…

El crimen organizado, si es que es El Chueco, le cobro con su vida misma, haber calentado en extremo la plaza.

El capítulo de José Noriel; apenas inicia, bajo las consideraciones que se narran en este espacio. Ojalá y bajo el pretexto de su supuesta muerte, no se deje en el abandonó a la región serrana, lo que ha ocurrido por décadas.

BUENO ahora que las broncas pululan en el sistema estatal educativo, la gobernadora del Estado, Maru Campos Galván, anuncia una nueva evaluación para los integrantes de su gabinete formal y ampliado.

La premisa es que quien se tenga que ir se irá como sucedió con el “omiso e indolente” ahora ex secretario de Salud, Fernando Sandoval Magallanes y con Ignacio Galicia el Desarrollo Humano y el fiscal General, Roberto Fierro Duarte y Javier González Mocken en Educación y otros.

Ciertamente todo se fueron, bueno a otros puestos, salvo Sandoval y González; en esta evaluación puede haber por ahí alguien más.

Dicen que la mandataria está muy molesta con el papel que viene realizando la recién nombrada Sandra Elena Gutiérrez Fierro, razón no le falta.

Bronca en los bachilleres, en la UACh, en secundaria, primarias y hasta en instituciones particulares; maestros acosadores, violadores, bullying, peleas, grillas, carencia de mentores en educación básica y lo que se quiera agregar.

Por ahora, se supone que la gobernadora, le dará otro trimestre a su nueva secretaria de Educación.

Pero Maru también trae en la mira a su cuarto coordinador de Comunicación Social, René Sotelo, pues entre Javier Corral, Juan Carlos de la Rosa y Morena, no dejan respirar a la gobernadora.

YA QUE andamos en temas justicieros, la Auditoría Superior del Estado encontró nuevas y otras irregularidades en el gobierno que presidió Javier Corral Jurado.

Nada nuevo, los desvíos, peculados, irregularidades, que se le han demostrado a Corral, deben superar los tres mil millones de pesos, pero nada pasa en el gobierno de Maru Campos, pese a que ya tiene 17 meses en el poder.

El exgobernante no tiene ni un citatorio para comparecer, no ante la Fiscalía General del Estado. En ningún organismo fiscalizador, de esos que se crearon sólo para engrosar las nóminas del estado a costa de los chihuahuenses y literalmente nada hacen.

Órganos Internos de Control, Función Pública, Fiscalía Anticorrupción, Institutos de Trasparencia, Gobierno Abierto, son solamente burocracia doradas tapaderas oficiales. El caso de Corral se convertirá en emblemático, mientras que la gobernadora de estado lo siga protegiendo o le pidan que lo blinde desde la CuartaT.

El por qué, no lo sabemos, ella debería de decirlo; cuando cuidar la marca PAN ya no es convincente respuesta, eso es corrupción; Javier hace muchos lustros dejó al PAN.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx

You may also like

Leave a Comment