Principal

Urge romper la crisis de representación política: Partido Pueblo

Chihuahua, Chih. – La premisa es que crear un partido en México deriva en el campo de la complejidad, por la tramitología y por la partidocracia exponenciadora del hartazgo social.

Chihuahua no es la excepción, el órgano electoral es terriblemente estricto y la sociedad ya no cree en los partidos ni en políticos.

El Instituto Estatal Electoral (IEE), aprobó en julio pasado dos nuevas instituciones políticas; Partido Pueblo y Republicano.

Nada fácil para ambos, cuando en el proceso electoral del 2024, van a ir solos por mandato de ley y se requiere en números cerrados de unos 40 mil votos, para pasar la primera prueba electoral y de sobrevivencia.

Estos conceptos y otros los explica Daniel Quezada Mendoza, fundador presidente del novel Partido Pueblo.

Señala que se realizaron 75 asambleas en casi todos los municipios de la entidad, de las cuales el IEE validó 47 de las de las 45, que establece la convocatoria para la integración de asociaciones civiles de cara a convertirse en partido político con registro estatal.

Durante seis meses se establecieron las asambleas, no fue fácil, debido a que luego no hay condiciones (de seguridad, cacicazgos regionales), las grandes distancias y la orografía del estado.

No obstante y pese al estricto análisis y auditoría del órgano electoral ahora “ya tenemos un bebé de meses, el que el próximo año se convertirá en un gigante”, destaca Quezada.

De acuerdo con el dirigente Pueblo, ahora cuentan con 10 mil afiliados; se continúa en la construcción y robustecimiento organizacional de la estructura.

Acota que el objetivo es ir por lo liderazgos en todos los municipios, el desarrollo de comités, en donde se integran los aspiracioncitas, siempre bajo el criterio de equidad: mujeres, hombres, jóvenes, adultos y adultos mayores.

La clave para marcar la diferencia de los otros partidos es tener a las personas idóneas, ansiosas de participar, pero que no tiene posibilidades en los partidos tradicionales, los nacionales.

“Pueblo es un partido con origen en Chihuahua, con identidad política propia, no se obedecen directrices desde el centro del país; aquí se toman todas las decisiones en conceso”, precisa el dirigente.

Agrega que en lo ideológico hay que ir al centro, a los equilibrios; a la derecha si en el tema de libre empresarial de desarrollo económico y a la izquierda en busca de mejores oportunidades para los que menos tienes.

“Desde el centro se puede hacer, siempre en orden y equilibrios; no a los radicalismos, esos solo dividen y confrontan.”

En lo político electoral, Quezada enfatiza en que Pueblo no va robarle votos nadie, se busca a quienes se abstienen y a los que muestran hartazgos por los partidos.

“Hay que hace compromisos realizables y reales y no promesas que no son posibles cumplirlas; engañan y decepcionan a la sociedad”.

Esa es la crisis de representación política, heredada por los partidos de siempre; hay que subsanarla con voluntades, perfiles, liderazgos en cada municipio, ahí están, quieren participar, pero no les dan oportunidad, indica.

Quezada puntualiza que el reto mayúsculo es que el esfuerzo titánico, realizado para la construcción de Pueblo es la permanencia, así de sencillo y complicado, en donde los partidos de siempre gozan de privilegios desde el órgano garante.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba