Portada » AMLO: Militares delincuentes / Entonces en qué quedamos?

AMLO: Militares delincuentes / Entonces en qué quedamos?

by Redaccion

AHORA QUE miles de ciudadanos mexicanos, casi llevan de nuevo el zócalo para pedir trato digno, respeto y justicia para los elementos de las fuerzas castrenses, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, asegura que hay sospechosismo en la manifestación y que se puede tratar de delincuentes.

Queda de nuevo en claro que, al presidente ni le gustan ni le cuadran las expresiones masivas que vayan en el sentido contrario de sus pensares y de su ideología. Bueno tampoco las contras individuales.

Escuchar, por lo menos escuchar, las manifestaciones, denuncias o reclamos de la sociedad civil fuera de los alabos de la CuartaT y Morena, es lo que mínimamente exigen los mexicanos. Acusar, sin pruebas, como él siempre las pide, a familiares, amigos y simpatizantes de los militares que han sido humillados por parte del crimen organizado y cualquier hijo de vecino, es una falta de respeto para ellos y para la gran institución.

El arresto de cuatro soldados por indisciplina, cuando lo que realmente hicieron fue responder un ataque de cinco sicarios, fue la gota de agua que derramo el vaso.

Por lo demás sólo hay que ver las decenas de videos en donde son humillados, golpeados y vejados, porque tiene la orden de no actuar en contra de civiles, sean o no parte del crimen organizado.

De lo contrario van al bote. Fortalecer con miles de millones de pesos a los generales y literalmente patear al pueblo del Ejército, es otra cosa., pero es la misma estrategia de control para lo que se ofrezca en donde la tropa no importa, ni la marcha por la dignidad.

Pero también, es la muestra o una de ellas, de que la estrategia de seguridad presidencial inmodificable de abrazos, no balazos, no ha funcionado, especialmente en eso de pretender evitar la inacción de las fuerzas federales en contra de los grupos del crimen organizado.

En ese contexto de criminalizar o, tal vez, revictimizar las marchas, el presidente busca salir victorioso en una nueva narrativa y dantesca afirmación, cuando invita a los mexicanos a no acudir a los Estados Unidos, por tratarse de un país muy inseguro.

Incluso en el decir asegura que México es más seguro que el vecino el país del norte, cuando precisamente en los cinco años de este sexenio el número de muerte de alto impacto está por rebasar los 150 mil, cifra histórica récord, cifra que ni Calderón alcanzó en seis años.

EL DIPUTADO local con licencia, Mario Vázquez Robles, está más que puesto para ir por la Senaduría de la República el próximo año.

Bajo el librito dice lo que todos los políticos en función pública, “esperar los tiempos, lo que el partido diga y gua gua.” La realidad demuestra que su gran sueño es la senaduría o ya lo de lo perdido lo hallado, la alcaldía de la capital; los altos vuelos del secretario dejaron de lado a los chihuahuitas.

Vázquez Robles obcecado por la Senaduría, iba en buena ruta como diputado coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, pero desde Palacio de Gobierno el círculo de Jefe del gabinete, Luis Serrato Martel, le pusieron un freno como caballo percherón.

Lo mandaron a un área muy lucidora, a la secretaría de Obras Públicas, pero también muy técnica; es decir lo alejaron de la grilla, pero sabe también que los lucimientos son para la gobernadora, nunca para él. Es más que ni se le ocurra, sino Serrato ahora sí lo manda a la banca.

Por lo tanto, es de suponerse que, si Vázquez Robles queda fuera de la candidatura a la senaduría el natural de Acción Nacional sería el sonorense Luis Serrato , pero sí y sólo sí, el PAN fuera sólo.

Lo que nos hace concluir que si van en Alianza PAN, PRI y PRD el candidato idóneo sería el priísta José Reyes Baeza Terrazas, quien en la pasada intentona alcanzó los casi 327 mil votos y de no haber sido por la traición y simulación de algunos operadores (amigos) en la capital, ahora sería senador.

En alianza el exgobernador sería garantía de triunfo en estos complicados tiempos de la CuartaT y Morena.

VAYA actuación en extremo violenta del médico cirujano Manuel Enrique Guzmán García, quien estuvo a punto de quintarle la vida o dejarla en estado vegetal de por vida, a una anciana enfermera que la asistía en el Hospital clínica San Felipe.

El video tomado y exhibido por un pariente de la paciente; muestra como el médico, bajo la justificación de la enfermera le puso la mano en el rostro, la empuja, jalonea y lanza en contra de la banqueta en donde la anciana queda inconsciente y ni siquiera fue para prestarle auxilio “la paciente es primero” se alcanza a escuchar en el audio.

Más lamentable aún el médico ya había sido denunciado por agresión física entre el año 2016-2018 y nada pasó.

Una real salvajada y más cuando viene de un médico; la Fiscalía General del estado en lo mismo, se investiga y gua gua gua. Quién protege médico de estética quien también labora en Star Médica, por ahora no se sabe, pero se conocerá.

Si se les pela, prevalecería la impunidad… Que impere el estado de derecho, es sólo el clamor popular, antes de que el médico especialista acabe con una vida, esas que juró proteger. La apuesta es que, con unos 20 mil pesos, repara el daño y a seguirle.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx

You may also like

Leave a Comment