Portada » El peine de Mápula / Tan cantado como directo / Viene otra para Bonilla / Duarte no tiene agua

El peine de Mápula / Tan cantado como directo / Viene otra para Bonilla / Duarte no tiene agua

by Redaccion

EL TIRO entre la alcaldía de Chihuahua y el empresario Eugenio  Baeza Fares, por la construcción del nuevo Relleno Sanitario Metropolitano, se ha intensificado, pero también transparentado. Antes sólo había alusiones hacia el empresario, cuando se hablaba de intereses económicos es directo.

Ahora que el propio empresario de Bafar y decenas de negocios en Chihuahua y en el país, ha reconocido que es el principal promovente de los amparados en contra de basurero de Mápula, zona en donde tiene grandes extensiones territoriales y una de las huertas nogaleras más grandes del estado.

Desde luego que no es el único empresario, hay otros con pomposos apellidos, con quienes en un mediano, plazo buscan hacer un desarrollo industrial y comercial en esas tierras, desde luego si la construcción del basurero no lo evita.

Tal vez, ese macro proyecto económico fue el motivante de los amparos y no la supuesta preocupación de Baeza Fares ante la probabilidad de se contaminen los mantos freáticos, de donde afirma, un millón de chihuahuenses consumen agua de Mápula, lo que resulta totalmente falso.

Hay tiro y cantado, al empresario de los embutidos, simple y llanamente no le interesan los acuerdos ni las negociaciones, bueno estás últimas sí, siempre y cuando las ganancias estén de su lado.

Ya lo demostró cuando fue alcalde interino de la capital, con el fideicomiso del centro histórico en donde dejó sólo una enorme alberca a un par de cuadras de Palacio de Gobierno, la que por cierto ya cumplió un sexenio y no hay forma de desatorar el famoso fideicomiso de Baeza Fares.

Pero también hay que decirlo, el alcalde Marco Bonilla Mendoza está montado en su macho con la ubicación del terreno del nuevo Relleno Sanitario y ahora sí llama al empresario por su nombre e incluso le lanza el reto de que el basurero va por qué va. El diálogo no aparece.

En ambos no hay forma políticas, mucho menos prudencia; denotan que se están midiendo fuerza y cuidado, la liga se rompe por la parte más débil.

Hablando de debilidades, parecería que la gobernadora María Eugenia Campos Galván, deja correr el conflicto y prefiere verlo de lejos, desde Francia para ser exactos.

Ayer Maru inauguró la licenciatura en Medicina a la Universidad Valle de México, que en Chihuahua es operada ni más ni menos que por Baeza Fares.

En teoría la gobernadora Campos debería ser mediadora en el encontronazo entre el empresario y el Municipio o imponerse desde el estado, pero no, sólo habla de que existe un acuerdo entre las partes.

El pero es que, el acuerdo es que la jueza que lleva el caso, sea quien resuelva en un sentido o el otro. Significa que estamos en las mismas, mientras el conflicto crece y puede pegar políticamente muy fuerte.

Y MÁS O menos en la misma, aunque en menor proporción, otro conflicto está en puerta, también entre los otros dueños del rancho y el Municipio de Chihuahua.

Se trata inicialmente de protestas y firmas en contra de que se cambien el uso de residencial en la tradicional colonia Guadalupe, donde se ubican las viviendas de connotados panistas los de antaño o de siempre y hasta de priístas.

Los vecinos reúnen firman y ha colocado cartulinas y mantas en protesta porque el Municipio cambió uso de suelo y autorizó oficinas, comercios, edificios departamentales verticales y otras edificaciones que no corresponden al sector.

La Guadalupe podría convertirse en el Distrito Dos de Chihuahua y eso evidentemente disgusta e irrita a los habitantes.

Por ahora con pancartas y firmas, pero luego allanado el caminito con lo del Relleno Sanitario, los amparos pueden aparecer como las enchiladas en la kermes. Pues qué necesidad.

EN REDES sociales digitales se viralizó un video del exgobernador César Duarte Jáquez, en donde le dice a la jueza durante la suspendida audiencia de esta semana, que está tembloroso, sudoroso, ocasionado por su problema cardiaco e hipertensión.

Duarte aparece sentado en silla de ruedas, con un elegante traje negro y calzado minuciosamente lustrado o zapatitos nuevos.

De pasada le reclama a la jueza, que se presenta a la audiencia en esas condiciones de salud, porque los médicos del Cereso Uno de San Guillermo y de la Fiscalía General de Justicia, han determinado que su salud es buena, cuando es lo contrario.

Lo más curioso del caso, es su queja debido a que en el Cereso, tiene 15 días sin agua y hay que levantarse a la una de la mañana para llenar una cubeta para lo que se ofrezca en el día.

La audiencia debió de suspenderse nuevamente, porque se demostró que la presión arterial del exmandatario arrojó un 100-150, cuando la normal se ubica entre los 80-120.  En fin estrategia dilatoria o una demostración de que está enfermo y debe ir a casita como lo han pedido sus abogados.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx

 

You may also like

Leave a Comment