Portada » El amoroso superdelegado / Se le atraviesa a Pérez Cuéllar

El amoroso superdelegado / Se le atraviesa a Pérez Cuéllar

by Redaccion

ERA cosa de oficializarlo y así lo hizo el superdelegado del Bienestar Juan Carlos Loera de la Rosa, quien ayer se autodestapó como aspirante a la candidatura de Morena para la alcaldía de Ciudad Juárez.

Desde luego que la aspiración es legítima, no así la descortesía política con el alcalde de su mismo partido, ni con Morena, institución política a la que pertenece.

Solito se destapó bajo dos argumentos centrales: Ciudad Juárez necesita amor y  un 20 por ciento en las preferencias electorales sobre cualquier competidor de su propio partido político, eso dijo.

Lo que no dijo es en cuáles encuestas aparece arriba 20 puntos porcentuales así como tampoco identificó a sus contendientes, eso sí, fue muy claro al afirmar que las dichosas encuestas, ni las encargó y menos las pagó.

Como haya sido, el superdelegado por lo menos deja en claro que no le interesa ni una diputación ni una senaduría. Todo parece indicar por lo tanto, que buscaría la Presidencia Municipal y luego la gubernatura.

Suena bien para Loera de la Rosa, tal vez, por eso mantiene una campaña sistemática en contra del alcalde de la ciudad fronteriza Cruz Pérez Cuéllar y de pasadita en contra de la gobernadora, María Eugenia Campos Galván.

Los ataques desde luego no pueden ser contabilizados y llevados ante las instancias electorales y hasta resultan gratuitos, aunque en rebote podrían tener un costo político y ante los próximos electores.

Por ahora, el destape del representante presidencial en Chihuahua se convierte en automático en la piedra en el zapato para el alcalde Pérez Cuéllar.

Van en el mismo camino, obviamente en paralelo. Pérez Cuéllar buscará la reelección el siguiente año y de ahí la candidatura a la gubernatura del estado, suponemos que ambos por Morena.

Sólo uno de los dos llegará, o tal vez ninguno, así es la política partidista y la electoral.

EL GOBIERNO FEDERAL mantiene a la fecha un recorte de mil cien millones de pesos en el presupuesto que se supone debe suministrar mensualmente al gobierno de Chihuahua.

Este recorte podría traer en consecuencia un reajuste presupuestal, acotamiento de algunos programas y obra pública para lo que resta del presente año, incluso se puede reflejar en el 2024.

La falta del recurso federal generó una reunión urgente y extraordinaria del gabinete estatal convocada por la gobernadora Campos Galván en donde estuvieron como invitados especiales representantes de las cámaras empresariales de la entidad.

Desde luego que le motivo fue el recorte presupuestal federal y la búsqueda de alternativas de solución, las que por ahora, solamente apuntan a un reordenamiento de las finanzas del Gobierno del Estado.

Desde el Gobierno Federal se ha dicho que los recortes presupuestales obedecen a la baja recaudación fiscal que se ha registrado en el primer cuatrimestre del año.

No obstante, la Secretaría  Federal de Hacienda precisamente en su reporte cuatrimestral (enero – abril) informa que la recaudación federal presenta  un 2.4 por ciento de incremento con respecto al mismo periodo del año pasado.

Entonces, como bien dicen en el barrio, ¿Dónde quedó la bolita?, o sea ¿Porqué no se entrega el millonario recurso a Chihuahua?, esperemos, no se trate de decisiones políticas e ideológicas.

AYER se cumplió mes y medio  que el Gobierno del Estado autorizó la nueva tarifa del transporte urbano de nueve a 12 pesos bajo el compromiso de los concesionarios para renovar la flota vehicular.

Estamos hablando de la mitad del periodo comprometido y/o concedido para que los usuarios estrenaran unidades de transporte urbano masivo y nada ha sucedido.

Las ganas de los usuarios siguen a la espera de las nuevas unidades, pero hasta hoy no se ha visto ni una sola de las 900 que se comprometieron para Cuidad Juárez y la capital.

En la mitad del plazo ni un solo camión nuevo se ha integrado a la ruta del transporte urbano, en su mayoría son unidades de modelos viejos y en pésimas condiciones. De los choferes y el servicio es mejor ni hablar.

La pregunta obligada por la tanto es: ¿Qué va a suceder si en las próximas seis semanas no se integran las nuevas unidades para el transporte urbano? …

Por ahora en la percepción ciudadana se mantiene la idea de que se trató de un engaño, solo para incrementar el costo del pasaje, así de fácil.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx

You may also like

Leave a Comment